Viajes

Awaza, el concepto turcomano del paraíso

Pin
Send
Share
Send


El "Caribe de Turkmenistán", es lo que da a entender Awaza (o Avaza) a pocos kilómetros de Turkmenbashi, un área pensada y diseñada para el relax y turismo de sol y playa en el Mar Caspio de Turkmenistán en el que se han gastado ya más de 1.500 millones de dólares y siguen construyendo más y más instalaciones y complejos (hasta una pista de esquí de más de 20 hectáreas). Es el concepto turcomano de paraíso y la apuesta personal del presidente Gurbangulí Berdimujamédov tras la muerte en 2006 del otro único gobernante que ha tenido el país desde 1991, Saparmurat Niyazov. ¿Queréis conocer como han sido nuestro dos días en este paraíso?


Sin duda, aprovechando los asequibles precios ante la escasez de demanda actual, a nosotros nos ha servido para coger fuerzas y afrontar la siguiente etapa por el duro desierto de Karakum camino a Uzbekistán de nuevo.

Awaza (o Avaza), la "Dubai" de Turkmenistán

Maldivas, Polinesia, Melanesia, Caribe méxicano, cubano, dominicano y hasta las playas de Bulgaria que nos encantaron el año pasado (económicas y muy cerca de España). Seguimos en nuestra búsqueda particular de paraísos por el mundo y Awaza ha servido de escenario para tomar aire dos días en un país tan cerrado al turismo como Turkmenistán. Estamos un poco mal de la "Chaveta", lo sabemos…


Awaza es un megaproyecto inaugurado en Junio de 2009 que pretende ser un ejemplo de arquitectura mundial, con la ingeniería, diseño técnico e ideas creativas más avanzadas del mundo, por delante del mismisimo Dubai



Decenas de hoteles, un canal de 7 km excavado para hacerlo navegable, un bosque en medio del desierto, la renovación del aeropuerto de Turkmenbashi y, hasta 2020, un delfinario, un planetario, balnearios, campos de fútbol, hipódromos, velódromos y hasta un complejo para esquiar de más de 20 hectáreas con una pista de 1.200 metros y un enorme parque acuático con una cúpula deslizante


Según leemos todo esto… !FLIPAMOS! ¿El mundo se ha vuelto loco? Bien es cierto que gracias a la ausencia de demanda actual y la mucha oferta ya disponible, las tarifas de un 5* como el Hotel Seyran en el que nos alojamos pueden ser tiradas. ¿Qué mejor lugar para pasar 2 días de desconexión antes de afrontar la etapa de uno de los desiertos más duros del planeta, el Karakum?


"Si lo construyes, ellos vendrán". Pues nada presidente Berdymukhammedov, aquí estamos

Nuestra experiencia en Awaza, el concepto turcomano del paraíso

Dos días completos dan para mucho. También es tiempo más que suficiente para darse cuenta que el concepto turcomano del paraíso es completamente diferente a todo lo que conocemos. Sus prestaciones tienen otros baremos que distan mucho del mundo occidental. ¿Qué hemos hecho estos días en Awaza? Paseos por la playa, leer un libro, bañarse en el Mar Caspio, disfrutar de la piscina, probar la gastronomía… !Os lo contamos!

Pasear temprano por la línea de playa

Si hay algo que le gusta a Paula sea el destino que sea es ese paseo mañanero, incluso antes de desayunar, por la playa. La línea de costa de Awaza consiste en una inmensa playa (de las más anchas en las que hemos estado nunca) a la que dan acceso enormes hoteles de mármol blanco muy espaciados entre si, por lo que la sensación de que esto no se llenará nunca aumenta



Cada ciertos metros han construido una serie de embarcaderos de madera, en general con bastante buen gusto, y más estrambóticas estructuras de mármol que por la noche se iluminan.


Si caminásemos más alcanzaríamos un pequeño puerto deportivo o el primer hotel que tuvo el megaespacio turístico de Awaza

Descubrir las instalaciones del hotel (y su comida)

Un amplio restaurante nos ha servido para realizar todos los desayunos buffet (eso si, algo escasos de variedad) y también la comidas. Defendérselas en el hotel ha sido, por dias, un suplicio. Apenas encuentras a alguien que hable inglés y los menús están en "perfecto turcomano" aunque finalmente hemos logrado hacernos entender para un par de cosas básicas y pasta (comida DIA10 por 34 TMT y DIA11 por 52 TMT)


El Hotel Seyran también cuenta con un SPA con precios ridículos aunque finalmente no lo probamos porque preferimos aprovechar el buen tiempo, una tienda con bebidas y el primer souvenir que conseguimos en todo Turkmenistán (una taza junto a algunas bebidas por 52 TMT). Eso si… !No tiene WIFI!, una supuesta cafeteria con internet está cerrada y otras salas indicadas también. Cosas raras…

Tomar el sol y bañarse en el Mar Caspio

Si antes hablábamos de una playa grande, del agua solo podemos hablar maravillas: cálida, sin demasiada gente y con un fondo suave. !!Perfecta!!


Eso si, las hamacas son selfservice, es decir, te la coges en el hotel y te la bajas a la playa donde llegas agotado y para tirarte al agua, porque pensan un "poco bastante". Y encima un ruso nos la intentó quitar un día (pero no le dejamos con su consiguiente enfado, jajaja)


¿Situaciones extrañas que te puedes encontrar en una playa turcomana? Aquí las atracciones principales para rusos y locales (principales turistas del lugar) son pasear en caballo o sacarse fotos con ellos, comer pescado frito o plátanos y patatas…




… o alquilar colchonetas y hasta cometas. Entre leer, entrar y salir del agua bajo un calor algo más moderado que en el desierto (34ºC) hay que reconocer que nos ha venido de lujo

Observar los contrastes entre la convivencia rusa y turcomana

Si el país ya es curioso… digamos extraño, la convivencia turcomana más musulmana aunque sin fervor religioso (ya sabéis que es un país laico con enseñanza religiosa prohibida) con la rusa más atrevida, es todo un poema



Las rusas exhiben taconazos, minifaldas y bikinis pequeños y los rusos beben y beben y vuelven a beber, como los peces. Las turcomanas parecen distantes y tímidas, siempre con ese largo vestido con el que se bañan cuando se deciden, cuando no miran a sus maridos o niños jugar con la colchoneta desde la distancia.



Por otro lado, hay que reconocer que el respeto mutuo es total y la convivencia no plantea ningún problema

Relajarnos en la piscina del hotel

Si la mañana la hemos utilizado para la playa, por la tarde nos hemos decidido por la piscina que cuenta con tumbonas y sombrillas sin tener que recurrir al "selfservice", jaja


El Seyran tenía dos piscinas, una para los más pequeños con un megatobogán y otra para adultos que tenía menos tránsito ya que la gente prefería la playa. Digamos que el Caspio es uno de los pocos mares en muchos kilómetros a la redonda y es todo un tesoro para el turismo local



Hemos visto también una pequeña piscina interior que imaginamos servirá para los días malos pero… ¿existen las nubes en estos países? Desde que aterrizamos en Taskent hace ya 11 días todavía no hemos visto las primeras


¿Más cosas raras? No acabamos de entender ciertas actitudes. Tienes una piscina preparada para el relax pero la música más alta que hemos escuchado incluso en una discoteca (y de antro además). En fin…

Dejarse embrujar con los atardeceres del Mar Caspio

Hay que reconocer que si hay algo que destaca sobre todo lo demás son esos preciosos atardeceres. Ya sea desde el balcón de nuestra novena planta o desde el embarcadero a pie de playa




Es precisamente esta hora la que más gustaba a rusos y locales que aprovechaban hasta el último rayo de luz para disfrutar de las aguas



Nosotros también aprovechamos para acercarnos a uno de los embarcaderos de madera más próximos en uno de los momentos más mágicos del día




A lo lejos, si nuestra vista alcanzará a ver más allá del horizonte, Baku en Azerbaiyán sería nuestra panorámica.



Sin embargo, el Mar Caspio con sus 371 000 km² y profundidad media de 170 m (y máxima de casi 1 kilómetro) es el lago más extenso del mundo y se extiende entre Europa y Asia siendo un lago de agua salubre

Disfrutar la noche de este lugar del planeta

Como, desde que entramos en Turkmenistán, la extraña costumbre de potenciar el servicio de habitaciones sobre el restaurante nos ha llevado a cenar en la habitación todas las noches (DIA11 por 48 TMT y DIA12 por 49 TMT) mientras la piscina que ya parecía una discoteca por la tarde, ahora igual pero iluminada



Nos hemos devorado un libro cada uno en dos días (yo sigo fiel a Gleen Cooper en los viajes y ya acabada la trilogía de la Biblioteca de los Muertos -el del mismo nombre, El Libro de las Almas y El Fin de los Escribas- y el de La Piedra de Fuego, el que ha caido es el de La LLave del Destino que también me ha encantado), además de algunos capitulillos de series.

Valoración final de la estancia en Awaza

Lejos de ser un paraíso (al menos tal y como lo conocemos nosotros) ha cumplido sobradamente nuestras necesidades de descanso un par de días antes de seguir nuestra parte de la ruta más dura. !APROBADO!

EL DIARIO DE PAULA:

Aunque apenas hemos estado en la habitación nos parece increíble que un hotel abierto en 2014 y catalogado con 5 estrellas presente deficiencias tan importantes como tener la moqueta sucia, mal funcionamiento del aire acondicionado, desperfectos graves en los azulejos del baño y mobiliario, agua caliente que sale oscura a ratos o no disponer de servicio de limpieza en la habitación hasta que la abandonas (y tener que ir reclamando papel del wc o toallas). Resulta tan absurdo como otras tantas incongruencias de este país.

A partir de ahí… !SI! Lo admitimos, los exteriores y lo que han montado aquí es una pasada (o locura, según se mire)

Mañana abandonamos este "Caribe turcomano", el concepto turcomano del paraíso, y cogeremos un vuelo interno que nos llevará de regreso a Ashgabat para afrontar la parte final de nuestra ruta por Turkmenistán.

LA SERIE DE "UZBEKISTÁN Y TURKMENISTÁN" YA EN YOUTUBE: Aquellos que prefiráis la EXPERIENCIA AUDIOVISUAL más completa tenéis en nuestro Canal Youtube la SERIE COMPLETA DE UZBEKISTÁN Y TURKMENISTÁN y, a continuación, el capítulo de este día sin salir del artículo que estás leyendo (Awaza, el caribe turcomano)…

Si todo va bien, mañana estaremos durmiendo bajo un millón de estrellas y un gran agujero de fuego en medio del desierto… pero eso es otra bonita historia que bien se merece un relato. !Hasta mañana!


Isaac y Paula, desde Awaza (Turkmenistán)

GASTOS DEL DÍA: 207 TMT (apróx 55.95 EUR) y REGALOS: 52 TMT (apróx 14.05 EUR)

Pin
Send
Share
Send