Viajes

El Castillo de Haut-Koenigsbourg

Pin
Send
Share
Send


Sobre la cima del monte Stophanberch emerge el Castillo de Haut-Koenigsbourg, uno de los monumentos más visitados de Francia (que hemos visto nosotros a primera hora) construído en el siglo XII para vigilar las rutas del vino, del trigo, de la plata y la de la sal y cuyos muros respiran todavía siglos de intensa historia hasta hoy. El resto del día nos ha llevado a Estrasburgo pasando por Obernai, siguiendo tranquilamente la ruta en coche por Alsacia.

Si estos días no hemos visto más que vestigios de aquellos castillos medievales, hoy la mañana (tras desayunar) nos tenía preparada una de las mejores visitas de Alsacia.

Tras los muros de esa fortaleza que comenzamos a ver emerger en lo alto de la colina, se respiran ni más ni menos que nueve siglos de sucesos y leyendas. No hemos tenido ni que madrugar, pues abre a las 9'30 y estábamos apenas a 25 minutos desde Le Verger Des Châteaux donde hemos dormido y desayunado (20 EUR los dos tipo buffet)

Horarios y precios:

Los horarios del Castillo de Haut-Koenigsbourg desde Noviembre a Febrero son de 9.30 am a 12pm y de 1pm a 4.30pm, Marzo y Octubre de 9.30am a 5pm, Abril, Mayo y Septiembre de 9.15am a 5.15pm y de Junio a Agosto de 9.15 am a 6pm, cerrando la taquilla 45 minutos antes del cierre.

Los precios a fecha de este artículo son de 8 euros (6 euros tarifa reducida de estudiantes y otros grupos), entrando los menores de 18 años de forma gratuita (ver en la web oficial los precios para grupos)

Para los que venimos en coche, es importante saber que hay unas 150 plazas gratuitas disponibles de aparcamiento. También un dato interesante es que la visita puede llevar 1 hora, pero el tiempo medio tomándolo con calma es de entre 1.30 horas y 2 horas. Un mapa orientativo de la web oficial sería algo parecido a este…

La nieve de estos días posiblemente deja un paraje muy diferente del acostumbrado. Incluso el camino que accede a su entrada es complejo.



Los primeros cimientos del Castillo de Haut-Koenigsbourg datan de 1147. Desde 700 metros el Castrum Estuphin (nombre original) emergía vigilando las principales rutas de la región, y en una maqueta, antes de acceder , se puede uno hacer una idea de su grandeza




Tras pagar la entrada a la izquierda (16 EUR), se accede a un recinto interior, donde también se encuentran otro tipo de estancias y alguna tienda



Es entonces cuando se entrega el ticket y comienza una visita de no retorno (camino único) por todos los entresijos.

Entramos por su planta baja (hay también primera y segunda y unos hermosos jardines) y ya podemos hacernos una idea de la grandeza del lugar.




La historia cuenta que sus primeros incidentes acontecieron con su destrucción en 1462, pasando de los Tiersteins a los Habsburgo, reconstruido y ampliado con un sistema defensivo resistente el fuego de artillería.


Sus muros exteriores rodean un área de aproximadamente 270 m de largo y 40 m de ancho y según entramos se puede ver la posada, fuente y forjar.


La primera planta nos da la imagen de lo que fueron las viviendas. Las del Norte se presentan como una serie de habitaciones interconectadas, estando sus paredes decoradas con paneles de madera.


Las del Sur estaban reservadas para la residencia Tierstein, además de una pequeña capilla (por cierto, que pequeñas eran las camas, común a todos estos castillos)



La segunda planta, sin embargo, habla muy bien del proceso de restauración llevado en el Castillo (de los pocos de la zona como hemos visto estos días) desde 1900 hasta 1908 (aunque ya fue en 1865 cuando la localidad que vemos abajo de Selestat lo adquiere sin llegar a lograr llevar acabo un proyecto concreto). La cámara de las emperatrices y antecámara o la Alcoba del Kaiser (con un águila imperial y el lema de Prusia) hablan bien de ello.


 

Galerías de madera y plomo dan acceso a la sala de trofeos y armería. !Menudas se gastaban entonces!




Subiendo unos escalones llegamos al puente levadizo desde donde se accede al patio interior y también al Jardín Medieval, que aunque pretende representar los aspectos de la época medieval, de enrejado de mimbre, arbustos, huertos, plantas medicinales, y un jardín de flores de rosas, es quizás lo más flojito en nuestra opinión. Data de 2001.



Es hacia el lado oeste, atravesando un jardín y el segundo puente levadizo, por donde llegamos al Gran Bastión, un edificio defensivo medieval flanqueado por dos torres.



Continuamos la historia en una etapa de desolación, pues la artillería sueca en la Guerra de los Treinta Años acabó invadiéndolo y asediándolo para finalmente destruirlo en 1633, así queda abandonado los siguientes 200 años, convirtiéndose en refugio de bandoleros que asolaban los campos de Alsacia.

Acabamos el paseo viendo la imponente obra de restauración realizada. Es posiblemente una de las mejores que hemos visto en nuestros viajes y bien merece contarlo.



!Visita imprescindible! Sin duda ninguna, cuya estampa blanca deja una imagen de "Castillo encantado" especial, pero que seguro que tiene mejores panorámica en otra época del año, ¿verdad Paula?


También es que es uno de los castillos más bonitos que hemos visitado (que no han sido pocos) y aunque nada tiene que ver con aquel estilo del "Castillo del Rey Loco", por las fechas si que nos hace recordar aquella mañana nevada en tierras de Fussen.

Visita al campo de concentración de Struthof-Natzweiler:

Este campo de concentración fue el principal centro operado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial en la región de Alsacia. Nuevamente se repite la cruel historia, esta vez en territorio galo del paraje natural de Struthof, estuvo activo desde 1940 hasta su evacuación en Agosto de 1944. Es una buena opción de visita a pocos kilómetros para quién quiera complementar su día. Sin embargo, nosotros vamos a seguir por el "tema navideño"

Hora de retomar nuestra ruta hacia el norte de Alsacia, esta vez a un lugar también bastante místico, a unos 40 minutos al Norte ya destino a Estrasburgo (como hemos hecho toda nuestra ruta desde Mulhouse)


Para aquellos que preguntáis el tema de conducir con nieve. !!Ningún problema!! Incluso estos días con temperaturas de -12ºC, las máquinas "quita-nieves" han funcionado a la perfección, y con un coche preparado para el invierno como el nuestro (lo hemos cogido en la parte suiza del aeropuerto de Basel-Mulhouse para que las tuviese de serie además de la vignette) menos todavía.

Monte Sainte Odile y la historia de Odilia

De origen desconcertante (algunos hablan del S.II a.C. y otros de la edad de Bronce), el Monte Sainte Odile tiene una leyenda detrás.



Santa Odilia fue hija de los Marqueses de la Alsacia. Esperando el padre otro hijo, el embarazo trajo una hija ciega y ante la amenaza del duque con matarla, la madre se la dió a una nodriza para que lo llevase a un monasterio. Y entonces se produjo un milagro, y es que Dios la bautizó camino del Monasterio y además recuperó la vista, por lo que su hermano volvió por ella. El desenlace fue fatal, y el enfado llevó al duque a matarlos a ambos, aunque su arrepentimiento tuvo un castillo para su hija como perdón y con él el monasterio que vemos ahora. Menudo dramón, ¿no? Tan tétrico como el paraje que nos rodea en lo que en otra época deben ser privilegiadas vistas (aunque hay quién siempre le encuentra el lado positivo)




Según entramos nos damos cuenta que el peregrinaje es habitual a este monasterio, que además guarda sorpresas como el muro pagano formado por 300 000 bloques de piedra y que alcanza entre 1,60 y 1,80 metros de anchura por hasta 3 m de altura en 10 km alrededor de la cima plana.


Es imprescindible visitar la tumba de la protagonista y, por supuesto, ser respetuoso con sus creencias



La abadía también tiene dos capillas destacadas, la de San Juan Bautista y la de Notre-Dame de la Asunción



Hoy en día el monasterio se ha convertido también en un centro turístico, incluso con un hotel y un restaurante dentro.


Aunque quizás no sea ni nuestro prototipo de alojamiento ni tampoco de gastronomía, por lo que ponemos ruta en el GPS hasta Obernai, apenas a 15 km (20 minutos desde aquí).

Obernai, un pueblo que respira Alsacia

Obernai posiblemente no es un lugar que nos sorprenda a priori tras haber disfrutado de la hermosa ruta en coche por la Alsacia de pueblecitos de estos días.


Sin embargo, su importancia en la antigüedad por la presencia de Adalrico, padre de Santa Odile y su increíble casco histórico, bien merecen una parada incluso para comer.



Lo primero que nos sorprende según aparcamos (1 EUR) es que su mercadillo navideño (!!que lo tiene!!) está dividido en tres plazas. En la Place du Beffroi está el Marché de la Gastronomie de Noël en Alsace (comida). En la Place du Marché es el Marché de la Clairière Enchantée (belén, dulces, artículos de Navidad). Finalmente, en la Place de l'étoile está el Marché autour de la volière (adornos navideños, regalos y otros).

Horarios y fechas de los mercadillos Navideño en Obernai: Puedes comprobarlo directamente en la web de la Navidad en la Alsacia por si varía otro año, aunque suelen mantenerse las mismas fechas.

- Fechas: Desde el 29 de Noviembre al 31 de Diciembre

- Horarios: De 10am a 7pm de Lunes a Domingo (excepto 25 cerrado y 24 y 31, ver horarios)

A nosotros, como siempre, el que nos ha gustado más es el de adornos navideños. ¿Cuántos llevamos ya Paula para casa?. Por cierto, que aquí es el primer lugar donde hemos visto animales vivos mezclados con el nacimiento (una mula y unas ovejas)




Del pueblo, además de sus murallas que todavía se conservan, destacaríamos todo (no merece la pena ni poner un mapa pues es pequeño), desde su precioso Ayuntamiento, la Plaza del mercado con la fuente de San Odile, la torre de la Chapelle (S.XIII) o la iglesia de San Pedro y San Pablo (donde hemos alucinado con las impresionantes tallas de piedra en relieve)




Obernai es famosa también por algo que nos apetece todavía más a estas horas, !!su excelente gastronomía!! La gran variedad de cocina alsaciana típica que hemos ido descubriendo tiene aquí un punto álgido con su foie gras, el choucroutier, el queso, el chocolate, los vinos y cervezas, así que hemos decidido entrar en un lugar que… !!no recomendaríamos a nadie!! Lentos, mal servicio y regular comida. Tachad el Chambres D'Hôtes de vuestra lista de posibles (37.30 EUR).



Son alrededor de las 14'30 cuando decidimos despedir una ciudad que merece la pena una parada y volver a por el coche. Mañana es 31 de Diciembre, y va siendo hora de decidir nuestro destino de Nochevieja de este año que no podía ser otro que… !!Estrasburgo!!

El Mercadillo de Navidad de Estrasburgo

No son más de 25 minutos lo que tardamos en llegar a la ciudad más grande de Alsacia, pero los suficientes para darnos cuenta que estamos en el lugar de más ambiente y dónde va a ser más complicado aparcar


Aunque hay tanto movimiento, que tras hacer 5 minutos de cola en uno de los "megaparking" cercanos al hotel, logramos nuestro objetivo. Estamos al lado de la Catedral (apenas a 5 minutos andando) en un alojamiento para anotar, el Hôtel Du Dragon, que cuida cada detalle, incluso su entrada



No vamos a desaprovechar el día. Estrasburgo es considerada por muchos como "La Capital de la Navidad" y !!vamos a descubrir el motivo!! ¿Creéis que nos será difícil?


¿Cómo? ¿Más de 10 mercadillos? Pero si ya los 5 que ver en Colmar nos parecían suficientes. !!Esto es Estrasburgo!! y la ubicación de sus mercadillos navideños

Quizás El Marché de Noël de la Cathédrale es el más frecuentado de todos por su ubicación y se viene desarrollando desde 1570 (!!el más antiguo de Francia!!)

Horarios y fechas de los mercadillos Navideños en Estrasburgo: Puedes comprobarlo directamente en la web de la Navidad en la Alsacia por si varía otro año, aunque suelen mantenerse las mismas fechas. En la llamada "Capital de la Navidad" no hay 1, ni 5, sino !!más de 10 mercadillos!! repartidos en más de 300 casetas de maderas en diferentes plazas de la ciudad.

- Fechas: Desde el 28 de Noviembre al 31 de Diciembre

- Horarios: De 10am a 8pm de Domingo a Jueves y los Viernes y Sábado hasta las 9pm hasta el 24, y de 10am a 7pm del 26 al 31 (excepto 24, 25 y 31, ver horarios)

No vamos a comentaros demasiado que no hayamos contado estos días. Se nos han acabado los adjetivos. Así, hemos comenzado nuestra ruta por el Marché des délices de Noël (4) en place de Austerlitz es más tradicional y culinario (vino de Alsacia, foie gras, etc… )



Existen dos parecidos, en la place du Corbeau (8) y place de la Gare, ambos muy sencillitos, pero dónde hasta la famosa tienda de Navidad Käthe Wohlfahrt que viéramos ayer en la ruta en coche por Alsacia que nos llevó a Riquewhir, ha montado su propia "mini-sucursal"




El Village du pays invité (3) en Place Gutenberg, el siguiente que hemos visto, es diferente cada año, y acoge a otro país. Este año Bélgica, donde también se disfruta mucho la navidad y es un destino pendiente. Un vinito caliente y otro vaso para la colección (3 EUR + 1 EUR de consigna del vaso que nos llevamos)




El Marché de Noël de la Cathédrale (2) con la catedral gótica de Estrasburgo de telón de fondo es el más bonito para nosotros



Aquí está también la Oficina de Turismo, y el mayor ambiente de la ciudad. Sus calles rebosan de luces de colores y detalles hasta en el más mínimo lugar impensable



El Marché du Carré d'or (7) en la Place du Temple Neuf es el de los mercaderes de la Carré d'Or




Paula ha aprovechado para coger energías con un gofre (3.50 EUR) que la llamaba a gritos (creo que nos ha pasado todos los días en este viaje, si no era el gofre eran churros, sino el vino caliente, y sino otros pastelitos)



En teoría el Village du partage (9) en la Place Kléber es el más tradicional, pues los habitantes de Estrasburgo aún dejan regalos bajo el árbol gigante (Gran Sapin) para los pobres de la ciudad. No sabemos si lo han quitado ya, pero nosotros nos hemos encontrado con el bonit árbol y poco más. ¿Habrá algo de nochevieja mañana aquí?


El Christkindelsmärik Strasbourg (1), en la plaza Broglie, es el más importante de la ciudad y tiene lugar en el sitio navideño más antiguo de Francia (decoración de Navidad, joyas de vidrio, artículos de decoración y juguetes hechos a mano, además de Kougelhof, strudel, bredle (pasteles), cerveza y vino caliente. De aquí nos llevamos una señal para nuestro Belén (5.90 EUR)




El Marché des irréductibles petits producteurs (5), en la Place des Meuniers, dedicado a productos locales de Alsacia, el Marché des Rois Mages (6), en Place Benjamin-Zix, de temática de los Reyes Magos y el Village des enfants (10), en la place Saint Thomas, diseñado para los niños y sus familias (o para Paula, que en esta época se transforma, jaja), los hemos dejado para mañana mientras conocemos la ciudad, un Estrasburgo lleno de instantes, como el incesante pasar de tranvías…


Un problema que nos hemos encontrado es ver que los franceses no celebran la nochevieja como alemanes o austriacos. No hay un escenario ni unos puestecillos nocturnos, sino que la tradición pasa por una cena. Nos ha costado un poco pero ya tenemos sitio para cenar !!superchulooo!!. ¿Qué os parece?



Desde la fría noche de la Alsacia francesa (aunque ya estamos por encima de los 0ºC), ya con las calles de Estrasburgo solitarias preparando el año nuevo y con nosotros cenados (34 EUR), nos despedimos un día más desde este, nuestro propio "Cuento de Navidad". !!Muchas gracias a todos por escribirnos!!


Isaac y Paula, desde Estrasburgo (Francia)

GASTOS DEL DÍA: 115,80 EUR (y REGALOS: 5.90 EUR)

Video: FRANCIA #26. Alsacia: Castillo de Haut-Kœnigsbourg. Entre Rutas (Julio 2020).

Pin
Send
Share
Send