Viajes

Upper East Side, milla de los museos (y teleférico a Roosvelt)

Pin
Send
Share
Send


Con la Navidad inaugurada en Nueva York, vamos a centrar estos días en las zonas donde la atmósfera navideña se respira más intensamente y eso pasa, sin duda, por las áreas más cercanas a la 5 Avenida que recorreremos hoy o los lugares que ver en Upper East Side y West Side, además de otros barrios como Flatiron. Antes, no hemos dejado de disfrutar una pequeña "atracción" como es el teleférico a Roosvelt Island.


No nos tengáis muy en cuenta la cara en las fotos, pero una semana en Nueva York, la ciudad que nunca duerme, empieza a notarse, jaja. ¿Habrá que solucionarlo con una buena comida? (otra más) Tiendas de caramelos como Candy Bar y uno de los restaurantes más mágicos en los que hemos estado, el Serendipity 3, nos han servido de excusa perfecta. ACTUALIZADO 2018/2019

Qué ver en Upper East Side, el barrio de los edificios elegantes

Hemos vuelto a desayunar tranquilos en el buffet del Room Mate Grace sin demasiada prisa por empezar el día. Aún así los horarios biológicos cambian y no eran ni las 8'45 cuando estábamos poniendo un pie en Times Square donde nos alojamos cada día.

Llegar a Upper East Side es relativamente sencillo ya que es un vecindario al norte del Midtown y que puedes ver en "Barrios de Nueva York con mapas en detalle") con todas sus atracciones aunque haremos un recorrido muy parecido. Podemos considerar el barrio como uno de los residenciales que mejores edificios y tiendas alberga, con un cierto toque de lujo de la clase alta al lado de Central Park y la propia milla de museos que tanto valor tiene en Nueva York

De todos modos, ya nos conocéis. Nuestra ruta no iba a quedarse en museos y monumentos, ni siquiera en ese paseo que tanto nos apetecía en el teleférico a Roosvelt Island. Rebuscando entre las experiencias escondidas en el barrio hemos descubierto un outlet famoso, una tienda de caramelos gigante y uno de los restaurantes más originales que hemos visto nunca, el Serendipity3, en una ruta parecida a esta…

Tampoco hemos desaprovechado la oportunidad de ver tempranito el árbol de Rockefeller Center, que nos quedaba de camino.

Ventajas de utilizar la New York City Pass:

Hemos aprovechado para acercarnos a la taquilla del Top of The Rock y, sin hacer cola, hemos pedido entradas para el "sunset" (atardecer). La misma chica ya nos ha indicado la mejor hora para ir porque está atardeciendo en torno a las 16'40-16'45 por lo que nos ha dado para acceder entre las 15'55 y 16'10 (hay que contar aún con los ascensores de subida y esperas)

Desde ayer permanece iluminado durante toda la Navidad y, lo cierto, es que luce precioso




Y también visitar con más tiempo la Catedral de Nueva York o Saint Patrick Cathedral, en plena 5 Avenida que veríamos más tarde, pero donde nos hemos dado cuenta que no había nadie y hemos aprovechado.



Además de estar dedicada al patrón de Irlanda, es la catedral católica con estilo neogótico más grande de América del Norte con dos torres de más de 100 metros de altura (ahí es nada), órganos compuestos por 3.920 y 5.918 tubos y una escultura de La Piedad tres veces más grande que la de Miguel Ángel en Vaticano.



Más imponente imposible, en parte con cierto sentido para "competir" con la zona de mayores rascacielos con la que convive cada día

En teleférico a Roosvelt Island, un paseo de "altura"

Nuestro rumbo tiene destino fijo, a menos de 20 minutos y con uno de los días más bonitos de todos los que hemos disfrutado en Nueva York… y si además está "vestida" de Navidad, las paradas son inevitables en cada esquina.


Entre las cosas que ver y hacer en Upper East Side destacan muchos atractivos pero había uno, protagonista por ser objetivo de los "malos" en Spiderman 2, que nos hacía especial ilusión disfrutar. Se trata del teleférico a Roosvelt Island (A) que se puede utilizar con la misma Metrocard que usamos para el metro y sirve para comunicar Manhattan con el distrito de Queens mediante cable enganchado al puente de Queensboro. Su estación está en la esquina de la 2Ave con la 60th



La realidad es que nuestra intención no es conocer en este viaje Roosvelt Island, sino que pretendemos dejarnos embaucar por unas excelentes vistas de toda la zona del East River, en un trayecto de entre 4-5 minutos tanto de ida como de vuelta. Tenemos una recomendación… “La leyenda de la isla sin voz” ¿os suena? ¿lo habéis leído? A nosotros nos lo recomendó Irene, una lectora muy maja, y habla de la Isla de Roosevelt. Nosotros lo tenemos en la lista de libros pendientes porque la verdad es que nos tiene muy buena pinta.


Allá vamos, en una cabina donde entran 125 pasajeros, pero casi solitos, en dirección Queens y a 90 metros del suelo. Desde su inauguración en 1976 se dice que han pasado por aquí más de 26 millones de pasajeros, por lo que creemos que hoy no será el día que venga el Duende Verde en su batalla con Spiderman, ¿o si? jajaja



Por supuesto, las cabinas son las famosas de color rojo que en horario de 6 am a 2 o 3 am (según temporada) circulan cada día en ambos sentidos (son 2). Os dejamos aquí la página donde aparecen los horarios actualizados de apertura del Teleférico y, además, los días que no abren por vacaciones.


El momento más destacado del pequeño trayecto es en el punto central ya sobre el East River, desde donde se aprecian perfectamente el edificio Chrysler, la ONU o el Upper East Side de Manhattan



Paula, ¿apuntamos un paseo por Roosvelt Island para el próximo viaje? !Hecho!



El regreso, con intervalos de 15 minutos, viene con la cabina llena de las personas que desde barrios residenciales de Queens que conocimos en la excursión de "Contrastes de Nueva York" entran a Manhattan a trabajar.

Ruta por los lugares que ver en Upper East Side, el barrio sofisticado e histórico

Si bien la distribución por Barrios de Nueva York son solo líneas divisorias invisibles, en pocas ciudades del mundo nos hemos encontrado esas claras identidades de cada uno de ellos. Harlem es un vecindario afroamericano en auge, Lower Manhattan el centro financiero, Lower East Side el multicultural olvidado, Chinatown o Little Italy el chino o italiano, Tribeca el del cine, East Side el alternativo, Soho o Nolita los de los nuevos diseñadores, Midtown el corazón neurálgico de los rascacielos y Times Square el del bullicio… Nos faltan muchos por conocer estos días (Chelsea, Greenwich, West Village,… ) pero ¿qué encontraremos en los lugares que ver en Upper East Side? Un barrio tranquilo, residencial, con cierto grado de sofisticación y elegancia y mucha historia.


Comenzar a caminar hacia el norte por el interior de Upper East Side trasmite rápidamente esa paz que respiran las calles de mayor prestigio de la ciudad de Nueva York. La Iglesia de St.Vicent Ferrer 1 donde asistió con mucha regularidad Andy Warhol a su misa, se asienta con clase desde 1967 en esta primera área llena de edificios históricos y escenarios de rodajes como el apartamento de John Malkovich 2 en Park Ave 620 y 65 th en "Como ser John Malkovich"




Pero son otros tantos los que vamos identificando según ascendemos. High-Rise 3 en la 72 Street 114, donde Sylvia Miles tentaba a Jon Voight en "Cowboy de medianoche" o el apartamento de Holly Golightly 4 en la 71 Street 171 en "Desayuno con diamantes"



También suelen ser objeto de residencia de personajes de series actuales como Gossip Girl, White Collar, Will & Grace o Jessie (la familia Ross) aunque llama mucho más la atención el restaurante de "Kramer contra Kramer". ¿Os acordáis? El J.G.Melon 5 que además parece ser que ofrece unas hamburguesas espectaculares al que le coincida en horario de comida (para algunos, las mejores de Nueva York, aunque después de probar ayer las del Michael Jordan's The Steak House en Grand Central Terminal, la nuestra la tenemos clara)



Casi sin querer, este paseo entre esa mezcla elegante y sofisticada donde hubo tantos rumores del encuentro de Kennedy con Marilyn Monroe en el Carlyle Hotel, donde Woody Allen tocaba el clarinete o donde sucedían las historias de Frank Sinatra, nos acerca hasta Hardenberg/Rhinelaner 6, otro distrito histórico en Carnegie Hill de casas de ladrillo y piedra rojiza que es nuestro punto final al norte antes de acercarnos a los límites con Central Park para bajar por la 5 Ave y entrar en la Milla de los Museos (y tomar unos cafecitos por 7 USD)


Si la hubiesen llamado la milla de oro tampoco nos hubiese extrañado. Los mejores museos de la ciudad se entremezclan en este área con los hoteles más inasequibles de Manhattan o las tiendas de diseñadores de lujo más caras. ¿Y qué museos podemos encontrar? Metropolitan, Guggenheim, Frick Collection, Asia Society, Whitney Museum, Cooper-Hewitt, Jewish Museum, Neue Gallerie, Museum of the City y Museo del Barrio. De hecho el Cooper-Hewitt y el Jewish Museum 7, junto al Convent of the Sacred Heart 8, son los primeros que vemos. Ah, deciros que el judío es el más importante de Estados Unidos, aunque ya sabéis que nosotros, exceptuando puntuales museos, mucho nos tiene que atraer para entrar.



Lo que es todavía más fácil de identificar, pasado la Church of the Heavenly Rest 9, es el Guggenheim Museum 10 de obras impresionistas y post-impresionistas además de arte moderno, ya no solo por su singular edificio sino también por todos los buses escolares tantas veces vistos en películas que hacen su particular visita desde colegios de todo Nueva York.



Seguimos bajando por la 5 Ave, lejos de las tiendas y escaparates que veremos por la tarde en esta misma calle ya en Midtown, pero con más galerías de arte dentro de la Milla de los Museos. Ahora estamos en frente de la Neue Galerie 11, de propiedad privada pero con obras de valor incalculable -incluso alguna expoliada a los nazis en 1938- y un gran "must-see" ideal para jornadas de lluvias… !!el MET 12!!, incluido en la New York City Pass y con una colección de Warlhol y una azotea que nos atraen mucho y que dejaremos apuntado para uno de estos días o próximo viaje



Si buscáis el Whitney Museum of American 13, olvidaros, parece que ha cerrado y se ha trasladado aunque la Frick Collection 14 es, posiblemente, la casa-museo más opulenta u ostentosa de todas. Demasiada saturación de museos, ¿verdad? Es complicado retener más la tentación de Paula de regresar al Central Park que nos cautivo días atrás y que desde aquí permite acceder al The Arsenal 16



Construido entre 1847 y 1851 como almacén de armas y municiones para la Milicia del Estado de Nueva York tiene actualmente un uso para la Conservación de la Vida Silvestre y sirve de excusa perfecta para un paseo mañanero en otra zona del pulmón de la ciudad e incluso traernos algún que otro recuerdo (35 USD)




The Temple Emanu 15 nos ha dejado algo confusos. Mantiene que es la mayor sinagoga del mundo aunque nosotros nos quedamos con la misma "copla" en los lugares que ver en Midtown East ayer con la Central Synagogue así que si alguien tiene especial interés en este tema, que corrobore esta información. No obstante, se considera una referencia en la rama reformista del judaísmo desde su fundación en 1845 y su edificio es realmente increíble



Hablábamos antes de ese estilo sofisticado en todos los atractivos que ver en Upper East Side. Es esta última parte de la 5 Ave que le acerca al Midtown la que más ejemplos de ésto tiene. El club de caballeros de 1871 Knickerbocker Club 17, el impresionante hotel The Pierre 18 o la Grand Army Plaza 19 con su estatua dorada ecuestre de Wiliam Tecumseh Sherman, son para admirar durante horas.




Desde aquí se tienen una perspectiva inmejorable del The Sherry-Netherland y Hotel Plaza 20, un hotel de lujo de 19 plantas que parece un castillo de estilo renacentista francés pero del que todos recordamos por algo mucho más sencillo, su aparición en la película "Solo en casa 2: Perdido en Nueva York" aunque tenga en su historia otros acontecimientos más importantes como haber sido declarado lugar de interés histórico nacional (el único hotel junto al Hotel Waldorf-Astoria que vimos ayer en Midtown East) o que fue el lugar elegido por The Beatles para alojarse en su primera visita a la ciudad en 1964



Qué bien se nos ha dado, ¿verdad Paula? No son ni las 12'30. ¿Lo intentamos? No tenemos reserva y va a ser casi imposible pero… !por probar!

Serenditipy 3 y Dylan's Candy Bar, restaurantes y tiendas de fantasía

No nos hemos olvidado… !ya es Navidad en Nueva York! Y aunque no lo fuera, el lugar al que nos dirigimos es capaz de crear esa magia todo el año. Cuando nos pusimos a preparar el viaje eligiendo las cosas que hacer en Nueva York, no teníamos la menor duda, el Serenditipy 3 (x1) tenía que estar en nuestro itinerario pero nos olvidamos reservar estos días. Hacia allí nos dirigimos por la 60th


Estamos ante la primera casa de café boutique de Nueva York y especialmente famosa por la comedia romántica "Serendipity" estrenada en 2001. Su exterior resulta inconfundible.



En temporada alta (y dicen que también en baja -¿en Nueva York existe?-) es casi imprescindible reservar para poder disfrutar de una comida o cena (dejamos aquí el link de la página web de Serendipity 3 para que reserves si te apetece ir) o solo de su famoso chocolate caliente con helado, pero íbamos a intentarlo… y lo conseguimos. "Solo" teníamos 30 minutos de espera para acceder a las mesas que no tienen reserva !!Bieeeeeen!! A partir de las 13'00 ya se pone imposible, según nos comenta la chica que nos atiende (hay gente que reserva hasta con 1 mes de antelación y las esperas razonables para los "sin reserva" son de entre 1h30 y 3horas, así que se han alineado los astros con nosotros)




¿Y es realmente tan especial? Siiiiiiiiiiiiiii! Vamos allá

RESTAURANTES DE NUEVA YORK | UPPER EAST SIDE: Serenditipy 3, fundada por Stephen Bruce en 1954, está ubicado en el 225 East 60th Street en una casa con 2 pisos. La decoración es absolutamente diferente a cualquiera que hayamos visto antes. Desde el momento que entras, te das cuenta que estás en un lugar de fantasía que va más allá de un restaurante!es una experiencia en si mismo!



La carta, acorde con la singularidad del local, ofrece todo tipo de comidas (con precios caretes) hasta su más famoso Frozen Hot Chocolate. ¿Qué elegimos Paulita? !Nos han dado una de las mejores mesas del local!! Bieeeeeeeeeeeeeeeen



Lámparas a cual más exótica, marionetas, espejos, llaves y otros extraños artilugios han atraído durante años a personajes como Andy Warhol o Marilyn Monroe. Por supuesto, no faltan los más puramente navideños, también con cierto toque diferente a lo más tradicional.




Nuestra elección ha sido unos escalopines con salsa de limón y queso espectacular y una ensalada de frutas que se comía por los ojos con solo verla.




¿Y su famoso Frozen Hot Chocolate? Películas como "Un buen día" de 1996, "Confiar en el hombre" de 2006 y, muy especialmente, Serenditipy de 2001, tiene una escena común, el famoso postre (total de la comida con propinas 73 USD)


John Cusack y Kate Beckinsale, tras conocerse en los almacenes Bloomingdale cercanos (que visitaremos esta tarde) comparten el postre en el restaurante, consistente en una mezcla de chocolate caliente con helado que fue objeto de deseo (e incluso discusiones de compra) por algunos invitados importantes. Hoy, sin embargo, la receta se puede encontrar en Sweet Serendipity, en un libro de recetas e historia que se vende a la salida.


¿Más curiosidades de esta experiencia? En su 50 aniversario en 2004 crearon el postre más caro (1000 $USD) del mundo que entró en en el Libro Guinness de los Récords. ¿Y que tiene para valer tanto? 5 cucharadas de la vainilla helada de Tahiti, 23K de pan de oro comestible, rociado con el chocolate más caro del mundo y cubierto con trozos de Chuao a partir de granos de cacao cosechados por el Mar Caribe, en la costa de Venezuela, frutas exóticas de París, trufas, mazapán, cerezas y un exclusivo caviar. Por supuesto, servido en una copa de cristal Harcourt con una cuchara de oro de 18 quilates, otra de perlas, y rematado con una flor de azúcar dorada por Ron Ben-Israel. !!Toma ya!!! ¿Quién se apunta?

Llenos a rebosar y encantados con la experiencia que hemos disfrutado, decidimos que no se ha acabado aquí nuestra glotonería, jaja… Estamos al lado del Dylan's Candy Bar (x3).


Si la anterior había sido todo una experiencia, entramos en el mundo de los dulces y los chuches, tres pisos con una decoración indescriptible que hacen que los ojos se te salgan de las órbitas



También fue en 2001 cuando Dylan Lauren decidió fusionar el mundo del arte, la moda y la cultura pop con el caramelo. Nació así una nueva forma de ver los chuches en la actualidad con un claro objetivo, el despertar el niño que todos llevamos dentro… y con nosotros !lo consiguieron!


El piso superior tiene una especie de pastelería-restaurante donde el menú no podía ser diferente, con todo tipo de galletas, pasteles, golosinas, cupcakes, aunque nuestro estómago no permitía más.




Lo que no dejamos pasar fue elegir (no resultó sencillo pero la Navidad nos ayudó, jaja), entre las más de 7.000 golosinas comestibles de las que dispone la tienda, un regalito para algunos de los lectores que, a fecha de este artículo, seguro que habéis recibido, además de otras cosillas (22 USD)



Ni decir tiene que la tienda de Nueva York (tiene más) se ha mantenido en la lista de los 10 lugares de interés turístico de Nueva York desde su creación y por ella pasan más de 2,5 millones de visitantes por año, que se dice pronto.

Sin duda, nos ha quedado claro que se puede hacer de todo en la Gran Manzana y que lo que ver en Upper East Side o cualquier otro barrio no puede limitarse a museos o monumentos, sino que las experiencias forman parte importante de cualquier viaje y más en Nueva York, que son como niños. Un paseo que no termina aquí sino que el famoso outlet Bloomingdale's (B) cerraría la tarde antes de afrontar uno de los atardeceres urbanos más bonitos que hemos vivido desde el Top of the Rock. Pero eso… en el siguiente relato


(Continua el DIA 7 (II): Escaparates de Navidad 5 Avenida (y Top of the Rock))

Pin
Send
Share
Send