Viajes

Nadando con delfines

Pin
Send
Share
Send


Dicen que si hay un animal realmente inteligente en este planeta, ese es este simpático animalito. Desde luego el hombre lo puede ser pero no lo hemos demostrado. Con esa mirada dulce y tierna en ocasiones, nos embaucan hasta tal punto que a todos nos gustaría tener uno en casa.

Si bien es cierto que nadar con delfines se puede hacer hoy por hoy hasta en el Algarve, y hay multitud de lugares por el mundo donde podíamos haberlo hecho, no ha sido hasta hoy cuando por fin nos hemos decidido.


Jugando con delfines… una experiencia realmente tierna

Un nuevo día en Riviera Maya. Hoy no toca madrugar y como viene siendo habitual desde nuestra llegada, el sol nos da los buenos días. El desayuno lo hemos afrontado con un ansia distinta pensando en una excursión que nos hace especial ilusión a todos… !!vamos a ir a nadar con DELFINES!!. Ya nos imaginábamos que iba a ser una experiencia única e increíble pero no pensábamos que a partir de ese momento todos nos querríamos traer un delfín para casa.

No son las 9'15 cuando un transporte de Dolphin Discovery pasa a buscarnos, y aunque nuestro turno era a las 10'00, el trayecto es de apenas 15 minutos hasta la entrada en el área de Puerto Aventuras (aunque hay varios más distribuidos por Cancún, Playa del Carmen, etc… )


De los múltiples delfinarios de la zona (otro muy famoso es el de Dolphinus), estuvimos indagando cual podría ser una de las mejores opciones y así llegamos a Discovery Dolphin (3.152 MXN por pareja). Las razones de la decisión fueron variadas, pero el hecho de que los grupos para estar con los delfines sean reducidos, te separen por idiomas y, sobre todo lo demás, porque es uno de los pocos delfinarios donde sus delfines nacen en su interior sin tener así la necesidad de cazarlos y sacarlos de su hábitat para adaptarlos a una nueva vida. También parte de lo que pagábamos por verlos iba destinado a protegerlos. Con ésto en mente fue ayer por la mañana cuando llamamos para reservar cuatro entradas y decidimos a qué hora nos vinieran a recoger (podía ser en el turno anterior y otro posterior).

Lo primero que vemos al llegar es un grupo de unas cinco o seis personas con unos manatíes amaestrados que, la verdad, son una chulada aunque no sean tan simpáticos como otros animalitos que nos esperan, jeje…


 

Dejando todo lo prescindible en una taquilla gratuita, nos dirigimos a recibir una original bienvenida de parte de unos simpáticos lobos marinos que, de paso, nos enseñan a no ensuciar nuestro planeta, mostrándonos como debemos tirar todo en las papeleras correspondientes para poder reciclar y así cuidar de paso nuestra flora y nuestra fauna.

Nos reímos muchísimo porque realmente lograron convencernos (jejej) y así sólo nos restaba la pequeña charla que dan para contarnos lo que íbamos a hacer con los delfines y enseñarnos ya "poses" que forman parte de su lenguaje (y desde hoy del nuestro) tales como la manera de poner las manos para que te de un besito, o para que se pongan panza arriba, o incluso para que choque su morrito con tu mano, muchas de las cuales haríamos posteriormente con ellos en la piscina. !!Ya nos esperan!!


 

Equipados con nuestros chalecos obligatorios, pasamos por una especie de laguna donde nos dan unos snorkeles para poder ver, mientras los monitores se preparan, un par de rayas , algún baby shark y especies que, sinceramente, apenas llaman nuestra atención. Ésta ya estaba puesta en lo que nos esperaba por delante.

Y llegó en momento… . !!! bieeeeeennnnnnnnnnn, manos colocadas, siiiiiiiiiii!!!!!! Pues a jugar con los delfines…

 

Tras el particular saludo de Estrella y Jupiter, la parejita de delfines que jugará con nosotros, pasan varias veces a nuestro lado. !!Que piel más suavecita!!


 

A partir de ese momento, la interacción es total, y tanto Estrella como Jupiter nos demuestran que están en plena forma. !!Lo que hace la comida eh! jejeje. Ella es capaz de comer 15 kg de pescado al día, y él alrededor de 13.

Una de los ejercicios destacados que empezamos a hacer por parejas es el llamado "Foot Push", donde cada uno de los delfines va a buscarte y empuja uno de las plantas de los pies hasta llegar a levantarte del agua.


 

Aunque inicialmente parece complicado, realmente todo lo hacen los delfines, y lo único en lo que hay que estar concentrado es en mantener las piernas lo más rectas posibles sin flexionarlas.


 

Quizás la parte más tierna, mientras otros miembros del grupo que nos ha tocado se desplazan por la piscina, llega cuando los delfines responden a la llamada del "baile", la "hand target" o el buscado "besito"


 

Realmente llegan a parecer verdaderas personitas imitándonos hasta tal punto que realmente comprendemos lo inteligentes que pueden llegar a ser.


 

Se dice que gracias a las sondas que emiten los delfines (su oído es de los más perfectos del mundo animal y en este tipo de actividades se prohibe el uso de embarcaciones o ruidos que puedan distraerlos) son capaces de detectar el feto de una embarazada si estuviera en la piscina. Realmente impresionante. ¿Alguna en la piscina? Parece que no… a tener en cuenta la de piñas coladas que se han metido para el cuerpo.


 

La gestación de Estrella durará unos 12 meses, que es el tiempo de embarazo de estos bichejos. El "delfinito" no se separará de su madre hasta pasados los 3 o 6 años a partir de ese momento. Quizás es por ello que desde tiempos ancestrales nos hayamos sentido tan identificados con los delfines, y tanto ellos como el hombre nos hayamos buscado recíprocamente creando un vínculo de cuidado mutuo que tanto agradecemos en estos tiempos.

Más actividades incluidas son el "abrazo". Como si de unos peluches se tratase hasta cierran los ojos cuando los coges. !!Tiernisima escena!!


 

El "reloj", "tiempo libre" y hasta el "nado dorsal" completan unos ejercicios realmente divertidos que nadie debería perderse alguna vez en la vida.


 

Estuvimos casi una hora con ellos y nos supo a poco, una sensación (de necesidad de más tiempo) parecida a la que tuvimos en el encuentro de los Gorila de Montaña en Uganda hace unos veranos. !!Hubiésemos pasado toda la mañana y todo el día si nos dejasen!! Que simpáticos y entrañables son y que suaves…


Para mi (Paula) ya sabéis que como las tortugas no hay nada pero, a partir de este momento, compartirán protagonismo con los delfines. ¿Isaac, cuántas tortugas tienes en casa? !!Menos mal que no son de verdad!! Jejejeje

Al acabar nos esperaba un "piscolabis" (incluido) para poder comentar nuestras reacciones y elegir las fotos que nos hicieron durante nuestra sesión, ya que no permitían cámaras propias. Algún negocio tenían que esconder y con las fotos lo cubren de sobra porque cuestan un pastón (1.300 MXN por pareja) pero juegan con ventaja… ¿Quién no va a querer tener de recuerdo unas fotos nadando con delfines?


 

La comida ésta de media mañana incluye un refresco, una hamburguesa o perrito caliente y alguna otra opción. Hay que reconocer que no es gran cosa pero se agradece después del ejercicio y el sitio es muy acogedor.


 

Puerto Aventuras, el lugar donde nos encontramos, es lo más parecido a una urbanización de lujo dentro del propio Riviera Maya. Se trata de un Centro Turístico rodeado de playas y jungla, donde los vecinos tienen toda serie de servicios, hasta finguers para tener sus propios yates, y alguna que otra atracción a mayores de los propios delfines, como el nuevo invento de "volar sobre agua propulsada" que se ha puesto de moda últimamente.


 

A la una y media ya estábamos preparados para regresar a nuestra “otra” piscina, aunque ésta sin delfines. Eso sí, ya nos traíamos una nueva imitación para casa… el besito delfin.

Combinando escapadas y relax

En nuestro propósito como vacaciones, no vamos a estresarnos demasiado, y así el resto del día volvemos a nuestro habitual "solete y más solete" sin olvidar, por supuesto, la ya mítica piña colada de la barra húmeda y nuestro particular brindis por otro día más en el paraíso… (ARTÍCULO COMPLETO del alojamiento AQUÍ)


 

La noche vuelve a caer alrededor de las 19'00, hora en la que aprovechamos para tener un pequeño descanso, duchita, y ponernos guapos para la cena.


 

Hoy para cenar habíamos elegido otro restaurante temático. La oportunidad en esta ocasión ha recaido en el asiático, aunque los que llevábamos hasta ahora no nos han entusiasmado demasiado a ninguno. El Buffet nocturno del primer día para cenar sigue teniendo ventaja sobre los restaurantes a la carta.


 

Para ser honrados, hoy si hemos disfrutado. Hasta el momento, en decoración, servicio y ubicación ha sido el mejor en el que hemos estado, y aunque la comida asiática no siempre es del gusto de todos, parece que hemos acertado con los platos.

RESUMEN DEL DÍA:

CÓCTELES: Piña colada, mojito, tequila boom boom…
RESTAURANTES: Tikal, Palapa Manati, Bamboo (temático asiático)
CLIMATOLOGÍA: Sol. 34ºC de temperatura

Esta zona del complejo está muy tranquila a estas horas de la noche, todo cuidadosamente iluminado, creando una atmósfera realmente mágica para pasear.


 

El embarcadero, las fuentes, los puentecitos… todo tiene su gusto. Los lobbys del Colonial y del Riviera ya es otro cantar, con los habituales espectáculos y los tenderetes de souvenirs a su alrededor.


Es hora de irnos a dormir unas horitas, ya pensando en el que habíamos elegido como destino para mañana, las primeras ruinas mayas del viaje… Tulum y soñado con ¿que será lo siguiente? ¿Nadar con delfines en libertad?… !!Dulces sueños Estrella!! !!Dulces sueños Jupiter!!


Javi, Silvia, Isaac y Paula, desde Riviera Maya (México)

GASTOS DEL DÍA: 4.452 MXN (apróx 271,79 EUR)

Video: Nadando con delfines en Cancún (Julio 2020).

Pin
Send
Share
Send